Los criterios de priorización otorgan un beneficio adicional a las mujeres sobre los hombres, al considerarse un grupo vulnerable, lo anterior se demuestra al analizar el otorgamiento de becas por modalidad, ya que es ligeramente mayor para mujeres. Por otro lado, destaca la modalidad Formación Dual (FD), porque es la única modalidad que otorga mayor número de becas para hombres. Para esto último deberían realizarse esfuerzos adicionales, dado que, al no estar incorporando mujeres en el programa se amplía la brecha en oportunidades de empleo en un futuro, que es justo el objetivo de FD: desarrollar en los jóvenes las competencias necesarias para que logren un buen desempeño laboral.